Un Nobel para los Curie

18/06/2021

El Polvo, el aire de la habitación y la ropa de uno, todo se vuelve radiactivo- Marie Curie sobre los efectos del radio en su laboratorio.

Categoría: Entretenimiento – Programa

El premio Nobel de Física de 1903 se otorgó al matrimonio Curie, Marie y Pierre y Antoine Henri Beckerel, la investigaciónn que había iniciado seis años antes dejó el campo abonado para la era nuclear.

Cuando se descubrieron los rayos x en 1895 estos provenían de un tubo eléctrico vacío, no se había observadom nada parecido en la naturaleza.

Más tarde a Becqerel descubrió que el Uranio prducía el mismo tipo de radiación; a Marie Curie estudiante de la Sorbonna de Paris esto le planteó un reto y decidió escribir su tesis doctoral sobre sus ryos uránicos.

Pierre un científico jóven experto pero mal pagado le proporcionó una plaza en su laboratorio: un frío almacén de la Escuela de Física y Química Industrialdonde él enseñaba.

Dejando su hija pequeña al cuidado de una niñera se incorporó al trabajo.

Marie empezó calibrando la radiación del Uranio, empleando para ellos artilugios empleados por Pierre y su hermano,,.No obstante ello le pareció su enfoque demasiado limitado :sospecho que otras sustancias podían emitir rayos similares. Tras probar cada elemento cada elemento conocido descubrió que el Torio actuaba como el Uranio.

Acuñó el termino de radiactividad para las propiedades dque ambos elementos compartían.

Luego empezó a analizar minerales radiactivos por su contenido de Uranio y de Torio, para su sorpresa algunos especímenes desprendían más calor de lo que sus experimentos podían explicar.

La diferencia podía provenir de algún elemento desconocido fabulosamente radiactivo.

A partir de entonces Pierre se unió a las investigaciones de su mujer.

Juntos aislaron una peueña catidad de sos poderosos elementos nuevos : el polonio llamado así en honor a la patria de Marie y el radio.

Entre 1899 y 1904 el matrimonio Curie publicaron 32 artículos acerce de los efectos físicos y fisiológicos de la radiactivividad.

En el futuro las quemaduras y radiaciones nocivas los perjudicaron gravemente, pero su autobservación clínica formó la base de la medicina nuclear.

Amo a este radio dijo una vez Beckerel a la pareja tras sufrir una quemadura pero también lo odio.